SOBRE MI

Desde siempre he vivido con la vocación de acompañar a las personas con el objetivo de mejorar su calidad de vida, colaborando en la creación de un mundo con más posibilidades para todas.

Este deseo me llevó a estudiar y trabajar como Educadora Social en diferentes ámbitos en riesgo de exclusión social. Conocí y me involucré en proyectos con alma y voluntad transformadora que me acercaron a los colectivos más vulnerables. La experiencia me ayudó a reafirmarme en que todas las personas merecemos la oportunidad de cambiar para ofrecer lo mejor de nosotras y que está en nuestras manos responsabilizarnos del proceso con honestidad y compasión.

Necesitaba reencontrarme a mí misma para poder acompañar a las personas desde la sinceridad y ofrecer lo mejor de mí en el proceso. Así pues, inicié un camino personal que me permitiera acercarme a diversas disciplinas y conocer valiosas enseñanzas.

Descubrir el TAO de la mano del maestro Juan Li, me ha acercado al sentido primordial de la vida, a aprender técnicas milenarias que me han ayudado a mejorar mi estado de salud, vitalidad y a conocer la família de practicantes con la que sigo caminando.

Como mujer deseaba conocer con más profundidad mi cuerpo para poder entender sus cambios y movimientos. Sentía la indescriptible necesidad de mirar adentro para dar respuesta a lo percibía fuera.

Encontrar el Yin TAO con Renu Li me ha ayudado a comprender mi naturaleza cíclica y a respetar mi esencia femenina. Crecer junto a un maravilloso círculo de mujeres es uno de los regalos más grandes que la vida me ha concedido.

En los últimos años, me he especializado y formado en diferentes ámbitos como: el ciclo menstrual, la anatomía femenina y la ginecología natural. Me complace acompañar a las mujeres a apoderarse del cuerpo a través del autoconocimiento de su propio ciclo.

Mi esencia creativa siempre ha estado presente en el camino. Crear es lo que necesitan mis manos, adoro la belleza en los pequeños detalles y en toda forma de vida.

Conocer los beneficios del arte-terapia y poderlos compartir me permiten unir los caminos que he decidido transitar; el amor profundo por el arte y el descubrimiento de mí misma.

Con la voluntad de respetar el cuerpo y de continuar beneficiándome de los principios de la Medicina Tradicional China, el Yin Yoga me ha permitido indagar en las capas más profundas de mi organismo. Actualmente trabajo conjuntamente las disciplinas del QiGong para la mujer y el Masaje Chi Nei Tsang. Intento ofrecer el tiempo necesario para que el cuerpo físico pueda integrar los cambios internos.

Sigo con la mirada curiosa, me gusta aprender del conocimiento ancestral de las mujeres sabias. Me entusiasma conocer las propiedades de las plantas medicinales, de los aceites esenciales, y de la alimentación consciente para poder curar mi cuerpo. Elaboro todo lo que está en mis manos y cada día intento cuidarme un poco más, respetando el momento que mi ciclo reclama.

Me siento agradecida de todo corazón a los linajes con los que he contactado, por la pureza y generosidad con la que me han transmitido valiosas prácticas que han transformado mi vida. Aprender a sentir mi cuerpo, adentrarme en el silencio, fundirme en mi propia piel para estar más cerca de mí, y al mismo tiempo estar cerca de todas.

Vivo entre montañas para llenarme de vida. Y, sí, ¡Sigo maravillándome cada día al contemplar la belleza que me rodea!

Mi voluntad es la de compartir todo lo que me ha hecho renacer, sanarme, y ofrecer lo mejor de mí para acompañarte en tu viaje interno.

Confío plenamente en tu capacidad transformadora que espera ser escuchada.

Te invito a habitar tu cuerpo respetando su propio ciclo.

con amor,

Marta

¿Quieres conocer más?