RETIROS

Detenerse, respirar, observar sin prisa lo que nos rodea.

Vivimos sumergidas en un ritmo acelerado que impide dedicarnos el tiempo que nos merecemos. Lamentablemente, este impulso frenético, acaba formando parte de nuestra vida y es integrado inconscientemente en el funcionamiento de nuestro organismo.
Aprender a observar el movimiento interno de tu cuerpo te ayudará a liberar los patrones que obstaculizan su correcto funcionamiento.

Te invito a regalarte unos días de pausa en un entorno privilegiado. A dedicarte el tiempo que necesitas para mirar adentro y afrontar con serenidad lo que tu cuerpo te reclama.

En el retiros trabajamos en grupo a través de prácticas de conciencia corporal, aprendemos a cuidarnos con tratamientos naturales y disfrutamos de los beneficios de la Alimentación Consciente.

Próximamente…